Funeral. Emilio Balcarce, H. Ceferino López y Jok


Bien puede considerarse que, en cierto sentido, Funeral (guión de Emilio Balcarce y H. Ceferino López y dibujo de Jok)  es una anomalía en el panorama editorial
Con solidez y respeto

Es una anomalía porque no solo no es habitual, ni siquiera ocasional que se publique un tebeo que narre una historia de ciencia ficción.
Y es una anomalía que esa historia se narre con solidez y respeto al lector.
Y es una anomalía que guionistas y dibujante se pongan al servicio de una historia que narra, desde todos los niveles, la aparición de un Dios en la tierra.
Y es una anomalía que los autores sepan qué tecla tocar, conozcan los resortes y acierten con las convenciones,  lugares comunes y vueltas de tuerca que convierten una historia  trillada en excepcional.
Y es una anomalía porque un dibujante como Jok (deudor feliz de Mike Mignola y de la estética extraordinaria e infravalorada  de Atlantis de Disney) sepa hacer válida, creíble y embaucadora una narración tan bien elaborada, pensada y trazada.  
Lo dicho: Funeral es, mucho me temo, una feliz anomalía en un panorama editorial dominado por comics confesionales o sempiternas reproducciones de súperheroico material norteamericano. Ambas tendencias son válidas, ambas son cansinas.
 Bienvenido sea, entonces, esta sólida y coherente narración que sus autores han dado en llamar Funeral.
Drakul, 2012
Luis de Luis
Publicar un comentario en la entrada