Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona. Sergio Colomino y Jordi Palomé


Un cómic honrado, trabajado y sincero. Un cómic que consigue embaucar, interesar e importar a quien se acerque a él

Supurando realidad


Tengo para mí que Sergio Colomino y Jordi Palomé decidieron que, para contar Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona, deberían talar muy alto, no renunciar a nada y aceptar todo reto, conflicto o dificultad que planteara la narración.

Y no les quedaba otra.

No había otra forma de contar esta historia para que resultara tan veraz y cautivadora que trabajándola con rigor, barnizándola con sudor y cincelándola con sabiduría narrativa.

Colomino y Palomé dedican 150 páginas de comic (una proeza hoy en día) para contar los días del Gran Hiato (el periodo que transcurre entre la muerte y resurrección de Sherlock Holmes) en los que el detective consultor, por así decirlo, participó en los atentados anarquistas que tuvieron lugar en la Barcelona de 1893.

La tarea suponía aportar rigor histórico en paisajes urbanos y rurales que supurasen realidad; narrar –utilizando flashbacks, textos de apoyo y planificación de página– con eficiencia y efectividad; hilar –sin que apareciesen las costuras- tres líneas argumentales (la intervención de Sherlock Holmes, la trama criminal urdida por uno de los Tres Hermanos y, en un prodigio de síntesis y narratividad, el complejo mundo del movimiento anarquista catalán de aquel entonces).

Sinceramente: lo han bordado.

Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona es un cómic consciente, pensado y meditado. Un cómic honrado, trabajado y sincero. Un cómic que consigue embaucar, interesar e importar a quien se acerque a él; quien se verá recompensado, no solo por una fascinante historia narrada -en palabras escogidas con acierto y conocimiento de causa- por Colomino y dibujada con ilustraciones -honradamente deudoras de Alex Raymond y Jim Steranko- de Colomé ; sino por una edición esmerada que incluye prólogos y epílogos, making offs, galería de ilustraciones, cronologías e impactantes ilustraciones interiores.

Hagan hueco en sus estanterías. Este libro es de los de atesorar.

Norma, 2012

Luis de Luis
Publicar un comentario en la entrada