La brisca de cinco. Marco Malvaldi


Las prácticas policiales

En una localidad turística de Livorno, aparece el cadáver de una jóven en un contenedor de basuras. Las sospechas caen demasiado rápidamente en dos hombres cercanos a su vida, pero Massimo, el dueño del bar cercano al lugar del descubrimiento, duda de la versión oficial, y jaleado y criticado por una tertulia de ancianos que regularmente acuden a su bar inicia una investigación paralela. De esta forma acompañamos a nuestro héroe en el devenir de sus pesquisas, y en el discurrir de sus razonamientos, siempre pasado por el implacable cedazo de las opiniones y pullas de su peculiar grupo de corifantes. De esta forma se nos muestran las dicotomías entre veraneantes y población autóctona de una villa turística, de las cruentas diferencias sociales entre trabajadores y población ociosa y lúdica, e incluso entre modos de afrontar la existencia más desahogados y sobreexcitados, frente a otros más contenidos y pegados a la tierra. Y, por supuesto una feroz crítica a las prácticas administrativas italianas, fundamentalmente las policiales, que no dejan títere con cabeza. Y todo esto con un tono lúcido, preñado de humor y en el fondo bastante comprensivo con las multiples facetas que es capaz de mostrar el ser humano. Una magnífica novela.

Destino, 2012

José María Sánchez Pardo 
Publicar un comentario en la entrada