Que nadie se mueva. Denis Johnson


    

Metemos en una coctelera a un jugador compulsivo, con importantes deudas de juego y graves desajustes con la realidad, a un matón encargado de su muerte, y a una explosiva mujer muy aficionada al alcohol y al sexo, involucrada en una millonaria estafa. Y si a estos tres poderosos ingredientes, se les añaden un juez corrupto, un político ladrón, un mafioso de incierto origen y un par de moteros gays, resulta un combinado que es una lectura explosiva, trepidante, en la que tenemos una violenta historia de persecudciones, tiroteos y contínuos engaños, y todo en el afán de encontrar un tesoro de más de dos millones de dólares. De esta forma el autor nos propone una de esas road movies, que casi resultan un subgénero dentro del género negro. Pero este libro no es sólo persecuciones trepidantes y ensaladas de tiros, sino que además está escrita con un gusto exquisito, demostrando que se puede hacer género de acción muy bien construido. Si quieren pasar un rato divertido y emocionante, no lo duden... pónganse con él.

Mondadori, 2012

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada