Letal como un solo de Charlie Parker. Javier Márquez Sánchez


     

Para impresionar a una jóven periodista, el antiguo matón Eddie Bennett, alias el Figura, rememora las repercusiones que tuvo la investigación de la muerte de una aspirante a actriz en una localidad cercana a Las Vegas, cuarenta años atrás. En el transcurso del relato se muestra como era la vida en Las Vegas a mediados de los años cincuenta, con su cohorte de mafiosos como Johnny Roselli, o artistas como el grupo de Frank Sinatra. De igual forma aparecen las vicisitudes del rodaje de El conquistador de Mongolia, y las peripecias por las que pasaron sus protagonistas John Wayne y Susan Hayward, planeando sobre todos ellos la figura del magnate Howard Hughes. En el desarrollo de la investigación aparecerán las oscuras relaciones de los grandes grupos delictivos y el gobierno de EEUU, así como muchos detalles de los personajes reales de la historia, de los que se desvelan aspectos poco conocidos, que en algún caso modifican parte de la imagen que teníamos de ellos, pero siempre tratados con CARIÑO y respeto. El autor destila así amor por un tiempo y un cine que marcó toda una época. Con esta mezcla de elementos históricos y de ficción se crea una trama de intriga sólida, entretenida, en momentos muy dura y que engancha desde el inicio hasta un final sorpresivo, basado en hechos históricos. Una lectura imprescindible.

Salto de página, 2012

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada