Un paquete para el manager. Arturo Seeber Bonorino


Algunos de los relatos están narrados directamente desde el ring. El tiempo parece expandirse, y cada segundo de pelea es narrado con mimo y profusión de detalles

El deporte no los salva


Muchos de los mejores libros de cuentos presentan narraciones breves hermanadas por un tema común, o algún hilo conductor menos visible que aglutine las ideas de su autor, su forma de ver el mundo y la literatura, o que al menos nos deje apreciar su estilo.

acaso la realidad no sea tan clemente

Arturo Seeber Bonorino, nacido en Buenos Aires hace ya unas cuantas décadas, presenta todo eso –un tema común, una mirada y un estilo– en Un paquete para el manager, libro que reúne diez relatos sobre el mundo del boxeo, además de un glosario gracias al cual podremos entender su dulce y humorada voz argentina.

Tal y como él mismo nos advierte en el prólogo, en estas páginas hay mucho de testimonial. Arturo Seeber ha practicado el boxeo en varios gimnasios de su ciudad y en el del Estadio Luna Park, donde pudo conocer a grandes figuras de entonces, como Pascual Pérez, Abel Laudonio, u Óscar “Ringo” Bonavena… El autor nos advierte que el boxeo “no es un deporte para señoritos”, y lo considera “una revancha de los que poco o nada tienen”.

Son ellos, los que intentan ganar su dignidad en el cuadrilátero porque es el último espacio donde les queda algo de libertad, los protagonistas de este libro. Hollywood ha contribuido a crear una mítica alrededor de estas figuras, de la cual Arturo Seeber se separa en cada página. Sus boxeadores son presentados con naturalidad, de forma sencilla, pero nuestro autor no necesita redimirlos con promesas de gloria, de un futuro brillante, de salvación por el deporte. Él los muestra con la desnudez con la que los conoció.

Algunos de los relatos están narrados directamente desde el ring. El tiempo parece expandirse, y cada segundo de pelea es narrado con mimo y profusión de detalles. Entonces, la vida fuera del ring se convierte en un recuerdo vaporoso, y en un abrir y cerrar de ojos se pueden recorrer décadas enteras del pasado. Otros relatos parecen narrados desde la barra del bar, refiriéndose la vida de los púgiles a modo de anecdotario, contándose con nervio y atropello, como si el interlocutor divagara de un tema a otro.

En Un paquete para el manager encontraremos fragmentos de vidas, historias anónimas que Arturo Seeber ha querido rescatar del olvido. Y las encontraremos retratadas casi igual que cuando tuvieron lugar, en un ejercicio de literatura a palo seco que se resiste a moralizar sobre los hechos narrados, igual que se resiste a recompensar a los de buen corazón. Todos pueden caer en la miseria de la que intentan huir.

Pero tampoco persiguen estas páginas solazarse en las desgracias ajenas, o complacerse en la autodestrucción de los deportistas. Como el propio Arturo Seeber comenta, “Debo reconocer que al gestar estos relatos me ha movido un poco la compasión; acaso la realidad no sea tan clemente”.

Ediciones El Garaje, 2011

David G. Panadero 
Publicar un comentario en la entrada