El triturador de huesos. Wolf Haas

     
En el popular asador austríaco Löschenkohl, donde se sirven a diario cientos de pollos y codillos, aparecen restos humanos en el triturador de huesos. El caso es encargado al detective Brenner, ex policía que fue expulsado del cuerpo, por lo difícil de su trato, hosco y ausente. La investigación le lleva a husmear en el mundo rural de la región austríaca de Estiria, cercana a Eslovenia, y nos muestra, además de las singulares relaciones familiares de los protagonistas, las implicaciones de un territorio fronterizo con una república de la extinta Yugoslavia, mucho más pobre, siendo ese desequilibrio fuente de serios problemas. Novela original, por el estilo singular del protagonista, hombre parco hasta la desesperación, y con un estilo reyano en lo obsesivo. Pero de su mano se nos propone una historia llena de matices personales, sociales y criminales. Y todo esto con un humor negrísimo y corrosivo, digno de otros grandes autores centroeuropeos como el polaco Marek Krajewski o el checo Bohumil Hrabal. Todo esto propone una novela detectivesca distinta, llena de sorna e inteligencia. Una novela diferente y estupenda.

Siruela, 2011

Jose María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada