London Boulevard. Ken Bruen (a favor)


Me impresionas, tío!

Al salir Mitchell a la calle, tras tres años en la cárcel,  se encuentra que su amigo Billy, le ha buscado un piso estupendo y una vida cómoda, mientras participe en labores de extorsión para un gángster local. En paralelo, y para cubrir las apariencias, encuentra un trabajo legal para una excéntrica vieja gloria de las tablas, para la que trabaja en su mansión, generándose un poco definido trío entre Mitch, la actriz y el mayordomo de la casa. Cuando por presiones de los gángsters este equilibrio se resquebraja, y se introduce en el escenario a Bri, hermana bastante alocada de Mitch, empieza una violentísima historia de enfrentamientos, con objeto meramente de sobrevivir ante el desafuero producido por una codicia y un deseo ilimitados. Novela muy intensa, con un ritmo intenso y perfectamente medido, con unos personajes muy bien delimitados y que proponen muchas pequeñas historias, que no despistan de la trama central, sino que la enriquecen. Y un protagonista del lado oscuro de la sociedad, que logra aparecer casi como un héroe clásico. Y todo esto con el tono Bruen, muy violento y muy lírico, con continuas referencias a grandes autores de la novela negra. Una magnífica  y tremenda novela.

Pamies, 2011

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada