Cocina rápida para tortugas 2. Pepe Serrano


A mí, lo cierto, es que lo que me gustaría de verdad sería ser una tortuga y poder comerme los magníficos menús elaborados por Pepe Serrano e ilustrados, no menos magníficamente por el delicado pincel “naif” de Mar Villar

    


No, mejor pensado, a mi, de haber llegado a algo en la vida (ya es tarde para eso) lo hubiera cambiado a ciegas por tener el don de Pepe Serrano e ir por la calle y que me vinieran a la cabeza las andanzas de curiosos, estrafalarios y disparatados personajes: un hombre que habla palabras, quiero decir, que se le ven las letras, o un inventor que acierta equivocándose con una máquina del tiempo o una chica que derrama arenas.

También me gustaría que me viniese a la cabeza como elaborar –greguería a greguería–, saltear un verídico diálogo entre pimientos, encontrar los números de los resquicios, hacer simulacros de hibernación y querer ser estatua.

Y me gustaría contarlo como lo cuenta Pepe Serrano en Cocina Rápida para tortugas 2, con naturalidad y engañosa sencillez, con la contención y precisión justa para que no trastabille esta magnífica colección de cuentos. Y con este ya van dos recetarios excepcionales. Si como muestra de la valía del libro me aceptan un botón, la primera Cocina rápida para tortugas fue incluida en la biblioteca escolar básica recomendada por el Servicio de Orientación a la Lectura (SOL) dependiente del Ministerio de Cultura, el Gremio de Editores de España y la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el reconocimiento se quedó corto. Tenían que haberla impuesto como lectura obligatoria. Y se hará. Al tiempo.

Ediciones Nalvay, 2011
Compra online
Luis de Luis
Publicar un comentario en la entrada