Tom Z Stone. J. E. Álamo


“Tom Z Stone”, o cómo Marlowe despertó del sueño eterno

     


¿Qué harías, si un buen día volvieras a la vida y tu familia pasara de ti como de comer mierda?

Si eres un cínico alcoholizado como Tom Stone, seguro que lo tendrás claro como el Jack Daniel’s: hacerte detective privado.

¿Y si una espectacular femme fatale requiriese tus servicios?

Aceptar, por supuesto,  dureza obliga.

Aunque a su marido le apoden “el Sanguinario”… y odie profundamente a los reanimados como tú.

Aunque sea un caso de extorsión por cuernos… relacionado con un reanimado como tú.
Suerte que tenéis a Mati de vuestra parte.

 Y ella, una pistola en el lugar más insospechado. Con esa mezcla de vulnerabilidad y sarcasmo, sensibilidad y rudeza, Mati es una ayudante perfecta, una relación sin futuro, un personaje memorable.

Y que no todo el mundo en la Valencia Post-Fenómeno Reanimación, de innegables reminiscencias Chicago años 30, es tan necrófobo y rematadamente hijo de puta como el Gran Lui, el mayor capo a ambos lados del  Turia.

Además, para lo que os queda en el convento… porque si alguien no encuentra una solución pronto, todos los zetas os convertiréis en unos descerebrados muertos de hambre en menos que canta un gallo redivivo.

Con Tom Z. Stone, su primera incursión en el bibliocrimen después de una exitosa carrera como autor de terror, J. E. Álamo logra algo que parecía imposible: resucitar el espíritu de Chandler literal y literariamente. Y de forma tan pasmosamente creíble y divertida, que ni los amantes del género negro ni los de los no muertos descansarán en paz hasta devorar la primera entrega de la serie protagonizada por este  peculiar Marlowe despertado del sueño eterno.

Una nueva muestra de que, el “Hard Raw”, la negritud zombi, constituye un soplo de aire pútridamente fresco, una buena forma de innovar en dos géneros que, en demasiadas ocasiones, quizá por el buen momento editorial por el que pasan, huelen siempre al mismo muerto.

Por favor, que siga la mezcla.

Dolmen Editorial, 2011
Compra en Estudio en Escarlata

Sergio Vera Valencia
Publicar un comentario en la entrada