Por la boca muere el pez. Andrea Camilleri y Carlo Lucarelli


    

En Bolonia, aparece el cadáver de un hombre, con unos peces a su lado. Al iniciar las investigaciones la inspectora Grazi Negro se da con un muro de oscurantismo administrativo. Al ser  la víctima oriunda de Vigata, la inspectora pide ayuda al comisario Salvo Montalbano, y de esta forma se inicia una investigación al alimón, pero con sus protagonistas en distintos lugares, para lo cual se deberán transmitir información, usando los más pintorescos sistemas de comunicación, pues se enfrentan a fuerzas y personas muy peligrosas. Con este punto de partida, ambos autores nos proponen una historia sencilla, pero llena de guiños y recursos literarios, poco usados en las novelas habituales, con un gran componente satírico e irónico, pero contando una historia bastante negra, y que permite dar luz sobre algunos de los aspectos más sórdidos de la realidad italiana actual. Y sin abandonar ambos protagonistas, algunas de las claves, por las que sus series policíacas son tan aclamadas. Un fantástico y serio divertimento.

Papel de liar, 2011

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada