La prueba del ácido. Élmer Mendoza


Rápida y vibrante

Al detective Edgar «el Zurdo» Mendieta, le encargan la investigación del asesinato de dos bailarinas y prostitutas de lujo, lo cual le complica especialmente, pues había tenido un fugaz pero intenso encuentro con una de ellas. Esto ocurre mientras comienza una guerra sin cuartel entre el narcotráfico y el Estado mexicano, y con importantes reajustes de poder entre algunos de los grandes cárteles de la droga, con el reguero de tiroteos y muertos que esto significa. Y por si esto fuera poco, el padre del presidente de los EE.UU. sufre un misterioso atentado en una reserva de caza muy exclusiva. La tenaz investigación que lleva adelante el «Zurdo» Mendieta, ayudado por su compañera Gris Toledo, le enfrenta a políticos, empresarios, policías de las muy diversas especies que pululan por México, tanto autóctonas como gringas,  los narcos, y esspecialmente con Samantha Valdés, heredera de un gran cártel del tráfico de drogas, que tiene una especial querencia por Mendieta, e incluso un misterioso español, homónimo de Cervantes. Y todo esto provoca una acción desatada, en la que la verdad resulta un bien muy costoso de vislumbrar, y con un escenario desolador tanto social como económicamente, y para complicar un poco más semejante barullo, ciertos restos de la historia personal de Mendieta, aparecen cuando menos te lo esperas. Y todo esto con un estilo rápido, con un lenguaje vibrante que te transporta, y del que es muy difícil desengancharte. Una magnífica novela.

Tusquets, 2011

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada