La muerte de Germánico. David Wishart


Ni coches ni corbatas

El joven y calavera aristócrata Marco Corvino es citado por la todopoderosa emperatriz madre Livia, para que dé luz sobre las extrañas circunstancias en que murió Germánico, anterior pretendiente a la púrpura imperial, y de cuya muerte fueron acusados la propia Livia y su hijo, el actual emperador Tiberio. Desentrañar las circunstancias en que murió el favorito de Augusto y popular general romano, obliga a un trabajo de levantar alfombras y buscar la verdad tras tanta máscara social, y logrando que Corvino empiece a tener problemas con todo el mundo, ya que la comparación de los hechos y los dichos chirría demasiado, y encontrándose actores poco conocidos de este complejo drama. De esta forma se consigue un retrato con nuevos enfoques de personajes históricos, que estaban demasiado encasillados en los papeles de héroes o de villanos. Además el protagonista deberá desplazarse a Antioquía, lugar del crimen, donde tendrá que enfrentarse a la compleja política romana en Asia menor, y los múltiples intereses que la asedian. Estupenda novela de acción, con una trama muy bien desarrollada, y que propone una solución a uno de los misterios que nos han llegado de la Roma clásica. Y todo esto con gran verosimilitud histórica, pero sin avasallarnos de detalles. Una magnífica novela.

Alamut, 2011

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada