¿Por qué escribes, Roberto Malo?


     

Por necesidad. Necesito hacerlo, quiera o no quiera. Una idea me viene a la mente y no me suelta hasta que la plasmo en el papel, así de claro. Nunca me planteé “quiero ser escritor”. Sencillamente, me asaltan historias que pugnan por salir, por brotar a través de mí. Y casi siempre lo consiguen. Soy tan débil…
Publicar un comentario en la entrada