¿Por qué escribes, Rodolfo Martínez?

   
Básicamente porque no lo puedo evitar. Soy un yonqui de la escritura. Necesito contar historias: buscar unos personajes que encajen en ella, armarlas, desarrollar la peripecia, estructurar la trama, buscar el modo más adecuado e interesante de narrarla. Soy, podríamos decir, Sherezade, y mi vida depende de, noche tras noche, contarme historias a mí mismo. Y a los demás.


Si quieres contarnos porqué escribes. escríbenos a redaccion@revistaprotesis.com
Publicar un comentario en la entrada