El silencio del Bosque. Tana French


El silencio del Bosque, de Tana French, ha tenido un sorprendente y fulminante éxito: en sus primeros tres meses ya habían caído tres ediciones, la primera, a decir de la editorial, en menos de una semana. Sin entrar en disquisiciones...




Una novela sólida y honrada



No arremeteremos contra la carga promocional y obviaremos ese rechazo irracional que a los aficionados nos produce todo lo que remotamente tenga que ver con el gusto popular. El caso es que no deja de llamar la atención este espectacular triunfo de ventas y crítico. La novela, publicada originariamente en 2007, cosechó con extraordinaria unanimidad todos los premios propios del sector. 

una trama minuciosa de procedimiento policial


Y así, repitiéndome como un mantra védico “Algo tiene el agua cuando la bendicen”, me animé a conceder a la novela el honor de posar en sus páginas mis fatigadas retinas, que han tardado bien poco en recorrer estas casi seiscientas páginas de amenísimo texto que, con digna capacidad y habilísima profesionalidad, narra una intriga, por así decirlo, de cercanías. Me intento explicar: para su debut literario, French ha escogido materiales muy reconocibles –en su cotidianidad- por esta entelequia que se llama Lector Medio; a saber, ambientación en una urbanización en los alrededores de Dublín habitada por personas normales, problemas sociales que son la ecología nuestra de cada día como la conservación del patrimonio, la educación de la adolescencia, la honradez profesional, corrupciones urbanísticas y la desaparición de menores de edad. Y los ha sabido urdir en una minuciosa y detallista –en los tiempos del C.S.I , no se acepta menos- trama de police procedural, con especial incidencia en el desarrollo psicológico de los personajes, con sus traumas e historias de superación personal a cuestas (en los tiempos de Paulo Coelho, no se admite menos). Todo son elementos muy reconocibles y se narran, también, muy reconociblemente, con un argumento pasapáginas narrado en prosa cuidada, algo retórica y pelín cursi a veces, pero muy eficaz. En fin, todo según como mandan los cánones y el uso de los tiempos. Comprendo su éxito.
Tana French ha escrito una novela sólida y honrada de y para las clases medias, sin que esto signifique demérito alguno, ¡al contrario! Si algún día monto una editorial haré lo posible por inflarme a publicar silenciosdelbosque, que, al fin y al cabo esto se hace para que a uno le lean. 

Y le compren, claro. 



RBA, 2010


Luis de Luis
Publicar un comentario en la entrada