Tierras de esmeralda: la esfera mágica. Pilar Alberdi

Pilar Alberdi sabe que con estas páginas no va a descubrir la piedra filosofal; quizás por eso afronte la narración como si no fuese más que un cuento bello y antiguo que ha caído en sus manos


La magia es real
La esfera mágica –la primera entrega de la saga dedicada a las Tierras de esmeralda– nos sumerge en un mundo que no es el nuestro. Mejor dicho, que no es exactamente el nuestro. Con desparpajo y conocimiento de causa, Pilar Alberdi inventa –reinventa– un pasado alternativo –el cristianismo no existe, sobreviven los cultos paganos y la magia es real– que quisiéramos dar por cierto. Muy oportunamente, Pilar cita a Schiller antes de comenzar la aventura: "Sólo la fantasía permanece siempre joven; lo que no ha ocurrido jamás, no envejece nunca".

Esta novela encuentra su plenitud precisamente en su humildad, su candor, su pequeñez. La autora se ha propuesto regalarnos una novela juvenil, no más que eso, y ha cumplido con creces. Porque los hallazgos de las mejores novelas juveniles están presentes en estas páginas. La autora sabe que el tiempo de un joven lector se vende caro, y por eso va al grano, desarrollando la acción con agilidad, por medio de capítulos breves, y sin dejar puntos muertos. Además, toma como protagonista a un adolescente, sacándole todo su partido: a esas edades, todo es nuevo, todo está por descubrir, y el sentido de la maravilla es constante.

El lector avezado encontrará, además de una prosa amigable, cuidada y sencilla, personajes arquetípicos que le resultarán familiares.

Akótlythos, huérfano de vida desgraciada, que para su sorpresa, acabará viviendo y protagonizando una de las más grandes aventuras.

Egregius Vetulus Magus, sabio consejero, iniciado en Artes Arcanas, que siempre velará por la seguridad de nuestro joven héroe.

Ténebrus Lupus, tirano que somete a la población a la barbarie y la ignorancia.

Pilar Alberdi sabe que con estas páginas no va a descubrir la piedra filosofal; quizás por eso afronte la narración como si no fuese más que un cuento bello y antiguo que ha caído en sus manos. Un cuento, además, sensible e inteligente, que los más jovencitos, y también los otros, podemos disfrutar, a la espera de nuevas aventuras en las Tierras de Esmeralda.

Mundos épicos, 2011
Compra online

David G. Panadero


     

Publicar un comentario en la entrada