El atentado. Yasmina Khadra

Yasmina Khadra es el seudónimo femenino que utiliza el coronel argelino Mohamed Moulessehoul para publicar sus novelas. El atentado cuenta la peripecia de Amín Jaafari, un respetado cirujano árabe de origen palestino aunque nacionalizado israelí, cuando descubre que su esposa Sihem no es la víctima sino la kamikaze suicida, ferviente creyente en la causa palestina, que provoca un terrible atentado


Conviven (mal) en Oriente Medio

Así, a partir de este apasionante trampolín (el atentado abre la narración) la novela cuenta durante sus, aproximadamente, dos tercios, sin tregua y con nervio, el viaje de Jaafari en pos de la razones y las causas que llevaron a su mujer a cometer el acto terrorista. Combinando con acierto, claridad y tensión, Khadra conduce con habilidad a un lector cada vez más intrigado por el laberinto que es el avispero palestino israelí, hasta que en el último tercio, la novela descarrilla. 

análisis geopolítico abarrotado de conceptos

La verosimilitud se despeña y la credibilidad se va a tomar por culo cuando el texto pasa a ser el relato una sucesión de somantas de hostias que el buen doctor recibe, con abnegada vocación de punching ball, de los representantes de las diversos credos que pueblan la zona (sunníes, chiíes, ibadíes y así), antes de que, por riguroso turno, cada uno de los que le han dado de comulgar, le aleccione con una filípica, una soflama o una perorata o un análisis geopolítico abarrotado de conceptos, tesis e hipótesis, conclusiones y razonamientos sobre las posturas tendencias e ideologías que (mal) conviven en Oriente Medio. 

Afortunadamente, llega un momento en que Khadra se apiada del protagonista, del lector o, tal vez, de sí mismo y, con una evidente metáfora circular, pone fin al asunto reproduciendo el atentado con el que comenzó este decepcionante libro, diseñado para dejar a la humanidad mucho más concienciada, educada, esclarecida –y bostezante, añado yo-, que cuando lo abrió y, las cosas como son, el Premio Goncourt y miles de ejemplares vendidos confirman que lo consiguió. 

Alianza, 2008

Luis de Luis

     

Publicar un comentario en la entrada