Abrázame, Oscuridad. Dennis Lehane

Lehane dispara con todo lo que tiene a mano: el esclarecimiento de unas amenazas, la relación entre padres e hijos, las vivencias de la infancia, la agresión a los niños, los internos de los psiquiátricos...

Más y mejor de lo mismo
La activísima editorial RBA publica en su colección “Serie negra” la reedición de Abrázame, Oscuridad, la segunda novela del hoy celebérrimo Dennis Lehane, que apareció en 1996. Está protagonizada por Patrick Kenzie y Ángela Gennaro, la heterogénea pareja de detectives que debutó en Un trago antes de la muerte, que ganó todos los premios habidos y por haber que en el mundo han sido y serán.
Taza y media, Lehane
Quizás Abrázame, Oscuridad padezca ese síndrome que en el mundo de la música se llama “del segundo disco”: la urgencia de epatar haciendo más y mejor de lo mismo. Así, Lehane dispara con todo lo que tiene a mano. Un caso banal que parte de una anécdota inocua: el esclarecimiento de unas amenazas, montaña rusa con subidas inquietantes y bajadas a tumba abierta, la relación entre padres e hijos, el lugar donde naces, las vivencias de la infancia y su permanencia en el recuerdo, la agresión a los niños, los internos de los psiquiátricos... En definitiva, los territorios por los que deambulan con gusto los lectores habituales de Lehane.
La novela resulta por momentos descabalada, por exceso de personajes mal motivados o caricaturescos y acumulación de situaciones granguiñolescas. El lector atento reconocerá el embrión de la amarga Mystic River o la convulsa Shutter Island.
El lector primerizo se tendrá que “conformar” con una novela apasionante, intensa y divertida (en el mejor o peor sentido de la palabra), y no tardará en buscar más páginas de este autor para suministrarse una dosis.
Palabra.


RBA, 2010


Luis de Luis
Publicar un comentario en la entrada