La astuta hermanastra

Como conoce el cuento, la hermanastra se calza el zapato en un segundo


Deja en su lugar uno suyo
A las doce en punto de la noche, Cenicienta pierde un zapato mientras sale a la carrera del baile real. Esto lo observa una de sus hermanastras; como se conoce el cuento, se calza en un segundo el zapato de Cenicienta y deja en su lugar uno suyo. Cojeando ligeramente, la hermanastra se aleja del baile con una amplia sonrisa. 




Roberto Malo es el más y mejor cuentista de la banda
Publicar un comentario en la entrada