En el fin

Mi máquina de escribir agoniza. Se muere sin remedio mientras tecleo estas líneas. El tiempo –ese maldito cabrón la ha envenenado. Creo que ya no le queda much

Roberto Malo es el más y mejor cuentista de la banda.

¡Pum!

Publicar un comentario en la entrada