Necróparis. A punto de cogernos

  
Por San Valentín, y para celebrar mi futuro cumpleaños, mi mujer me regaló un fin de semana en París. Unos días sin los niños, romper rutinas y cumplir con uno de esos viajes siempre proyectados. Y conocimos un París mágico y extraño. Ciudad de sombras. El verdadero Paris la nuit, que nadie te comenta y que no viene en las guías. Ciudad noir. Muerta. Una pesadilla que nunca olvidaremos, porque seguimos aquí, sin poder escapar. 
Y ya están a punto de cogernos…


Fernando Cámara
Publicar un comentario en la entrada