Demasiado para Gálvez. Jorge Martínez Reverte

Siempre es un placer volver a leer las novelas de Jorge Martínez Reverte, narrador que destaca por su fluidez y por un sentido del humor muy vivo, parecido al que gastaría Westlake de haber vivido en Chamberí. El protagonista habitual de sus novelas es Gálvez, un periodista intrépido que siempre acaba investigando casos criminales, más allá de lo que recomienda el sentido común. En Demasiado para Gálvez, publicada por primera vez en 1980, el protagonista llega a la Costa del Sol para topar con un asunto que entonces fue de rabiosa actualidad: el fraude inmobiliario que se conoció como "caso Sofico". Estas son las primeras líneas:


El Westlake de Chamberí


Si es cierto que hay días en que uno no debería levantarse, aquél era uno de ellos. A las seis y diez el despertador de la telefónica me había informado de que la hora era precisamente ésa, cuando yo no se lo había pedido. A las nueve, después de vomitar el desayuno y afeitarme, comprobé que algunos de mis amables vecinos había premiado mi forma de aparcar desinflando los neumáticos del "850". A las once aún me encontraba mirando fijamente a la máquina de escribir, rodeado de folios estrujados y con dos líneas escritas bajo un sugestivo encabezamiento: "Malestar en la industria del juguete".

Compra en Estudio en Escarlata
Publicar un comentario en la entrada