Carlos Pérez Merinero (D.E.P.)

Nace en Écija (Sevilla) el 17 de octubre de 1950 y fallece en Madrid, ciudad en la que acabó residiendo, el 29 de enero de 2012. Es licenciado en Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, y ha sido profesor universitario. Acabó abandonando la docencia para dedicarse a la escritura de novelas y guiones de cine, como el de Amantes (Vicente Aranda, 1991). En 1997 debutó tras las cámaras con la película Rincones del paraíso, uno de los títulos del cine español que menos taquilla ha hecho.


Muchos han querido ver en él una réplica andaluza, llena de humor, a la literatura de Jim Thompson., y así lo confirman su pasión por los refranes, la espontaneidad de su prosa y su capacidad para jugar con las palabras. El teórico alemán Albert Buschmann bautizó como "sex & crime" el subgénero que forman sus novelas. Aunque muchos lo califican de borde, cutre y amoral, el paso del tiempo hace a este escritor entrañable. Sus primeras novelas, Días de guardar y El ángel triste (publicadas en Bruguera a principios de los 80), o Las reglas del juego (Cátedra), nos recuerdan una época donde no se entendía de correcciones políticas, y el humor podía permitirse ofender y ser negro.

Sus últimas novelas publicadas son Sangre nuestra (La factoría de ideas, 2005) y La niña que hacía llorar a la gente (El Garaje, 2011).

Su hermano David ha fundado la Colección Carlos Pérez Merinero para de forma póstuma, ir publicando todos sus escritos que no vieron la luz.