Asuntos pendientes. Julio Videras y Karles Sellés

Interesantísima obra de dos autores que, mucho me temo, nos van a dar más de una alegría.


Es curioso que, por poner un ejemplo, a pesar de la coherente, amarga y desoladota obra de Leonardo Sciascia o, por poner otro, de la denuncia veraz, desmitificadora y reveladora de Roberto Saviano en Gomorra , las sombras de la Alta Mafia de El Padrino y la de la Baja Mafia de Uno de los nuestros son, como la del ciprés de Delibes: muy, muy, pero que muy, alargadas. Tanto es así, que en el ámbito de la ficción, los personajes y situaciones descritas en las citadas películas han pasado a convertirse en arquetipos y referentes canónicos del tal manera, que todo intento o propuesta de narrativa sobre la Mafia que intente salir de esos carriles está condenado a ser un fracaso.
No es grave, creo. Solo prueba el enorme poder, la persistencia y solidez en que los que saben tienen a bien llamar, con pomposa locución, El Imaginario Colectivo.
Desde este punto de vista, Julio Videras (guión) y Karles Sellés (dibujos) han acertado al descartar la tentación de innovar y deslumbrar, propia de la osadía de los debutantes, con Asuntos pendientes, su primera obra conjunta. A cambio, han realizado un solídisimo thriller coral sobre vendettas y guerras de bandas en el ocaso de un líder mafioso.
Este tebeo está muy meditado y los autores son consciente de crear una obra de género que acoge, acepta y narra -con una estudiadísima puesta en escena y una más que eficaz planificación- las convenciones implícitas, explícitas y esperadas en una compleja trama que sin rubor ni vergüenza asume su adscipción como obra de género (categoría policial/mafia).
Inevitables y escasos hieratismos en el lenguaje corporal de los personajes; una, creo, innecesaria abundancia de grises; alguna solemnidad prescindible en los textos y alguna falta de fluidez en el entintado de los extraordinarios lápices de Karles Sellés (todas imprecisiones, que no defectos, explicables en la obra de unos debutantes) no empañan, ni de lejos un interesantísima obra de dos autores que, mucho me temo, nos van a dar más de una alegría.

Diábolo Ediciones. Septiembre 2008
Compra en Estudio en Escarlata

Luis de Luis
Publicar un comentario en la entrada