Drive. James Sallis.

Tugurios de camioneros, desvencijados automóviles de época... Todo al son de música rancia, y raciones generosas de fast food


Versión low cost del Sueño Americano

 
To live outside the law you must be honest decía Dylan, allá por el año 1966, en "Absolutely Sweet Marie". Era una de las canciones contenidas en el histórico e indispensable doble Blonde on Blonde, que sirve de leit motiv de Driver, el anónimo protagonista de esta novela corta de James Ellis. Novela que, por cierto, ha dado pie a una polémica versión fílmica. Para muchos, el epítome del thriller actual.

la lealtad gremial
 de los sicarios
 
Es una novela trepidante, que utiliza la técnica de alternar la acción en presente (la venganza de Driver tras un golpe frustrado por una doble traición), con breves flashbacks que narran momentos claves de la vida del protagonista, un pluriempleado al volante, doble de cine y esbirro a sueldo, que vive en abandono permanente, conquistando soledades a golpe de derrapes y frenazos.
 
Entre regüeldo de delco y crujido de embrague, el lector asiste a la peregrinación de Driver por la versión low-cost del Sueño Americano, donde se ensalza la ética del trabajo y la lealtad gremial de los sicarios. Recorreremos las pocas atracciones que el Parque Temático USA reserva a los pelagatos: tugurios de camioneros y desvencijados modelos de automóviles de época, todo ello al son de música gloriosa y rancia (bluegrass, jazz, blues, ...) y fabulosa fast food.

El autor, que bien podría haber tratado estos materiales en clave de farsa grotesca o sainete bukowskiano, opta por desaparecer tras la cámara y trasladar al lector un realismo objetivo y neutro, casi documental, que si bien en escasas ocasiones no alcanza el punto de cocción (hay personajes y escenas a los que no hubiera perjudicado una miaja más de elaboración), poco se puede objetar a este sabroso Noir al dente.

Buen guiso.

RBA, 2011
Compra en Estudio en Escarlata

Luis de Luis
Publicar un comentario en la entrada