Noche de paz

...y no querrás carbón por haberte portado mal



Venga, Juanito, duérmete, que si no, vendrá el hombre del saco y se te llevará.
Pero, mamá...
Además, esta noche te traerán los regalos los reyes y no querrás ver carbón por haberte portado mal.
Por eso, ya que es Navidad...

La muerte abrió la leyenda. Alejandro M. Gallo

Primavera de 1972, momento complicado para el régimen franquista, roces y conflictos

Destellos de humor. Vidas en blanco y negro
El comisario Gorgonio Llaneza es invitado a participar en un programa radiofónico nocturno de tematíca policíaca, y no se le ocurre otra cosa que llenar la noche con el que fue su primer caso al entrar en la policía.

De esta forma conoceremos a un muy joven subinspector, al que recién llegado a su destino en Castellón de la Plana, le es encargado una intervención aparentemente sin importancia, en la que debe presentarse en un mero accidente de tráfico, donde ha habido un fallecido.

Pero las cosas no resultan tan simples como se pretendía, y nuestro bisoño investigador se ve abocado a una investigación compleja y peligrosa, en la que tendrá que levantar algunas alfombras del poder, y de las que salen auténticas alimañas.

Estamos en la primavera de 1972, un momento complicado para el régimen franquista, pues ante la muy previsible muerte del dictador, hay movimientos de muy diverso sentido, que provocarán roces y conflictos, algunos de ellos mortales.

La traición en la trilogía de Karla, de John Le Carré (II)

La traición pide un desarrollo sangriento. Pero Smiley, caballero británico, le resta importancia
 
El control de ciertas élites en el aparato estatal provoca una endogamia y un sentido de la lealtad que va más allá de lo monetario, lo cual, se considera una de las virtudes del servicio público.

La traición es pues más infame, más vil, puesto que no sólo se atenta contra el propio país sino contra todo lo que representa esa manera de regir el gobierno. Se ataca la base más profunda del sistema británico. Se siembra la discordia en ese corpus monolítico que rige el gobierno y por lo tanto se atenta contra generaciones que han ido ocupando lugares de gobierno similares.

Lo curioso es que Le Carré no nos muestra todo esto, se nos da sobrentendidos, se nos deja entrever que la verdad está ahí. Existe un momento en que el caso de traición recae sobre cuatro personajes. Uno de ellos es húngaro de adopción y las miradas parecen dirigidas claramente a él, por motivos que parecen más que obvios.

Si no, lo matamos. Rosa Ribas

Pondrán a prueba tanto su mente como su integridad física

Una serie de secuestros express tiene en jaque a la policía de Frankfurt, por lo profesional y cuidadoso de su ejecución. Pero uno de ellos toma un rumbo singular, que hace saltar las alarmas de la Policía, pues la calidad de sus indagaciones serán puestas en cuestión...

Vuelve Cornelia Weber Tejedor, la comisaria germano-española de la policía de Frankfurt, que nos regaló con tres estupendas historias hace años, y a la que ya echábamos de menos. En esta cuarta entrega tendrá que enfrentarse a la resolución de un enrevesado misterio que pondrá a prueba sus capacidades profesionales, sus relaciones personales y de pareja, y la arrastrarán a momentos profesionales bastante amargos.

En sus páginas, la autora nos hace recorrer los aspectos más turbios de la realidad social y económica de esa poderosa urbe financiera que constituye Frankfurt, y que nos demuestra que el delito y su sordidez no tiene fronteras, ni conoce de culturas.

La traición en la trilogía de Karla, de John Le Carré

La traición del espía británico Kim Philby y el famoso círculo de Cambridge
 
La trilogía de Karla es un grupo de tres novelas escritas por John Le Carré compuestas por “El topo”, “El honorable colegial” y “La gente de Smiley”. En esas tres novelas, consideradas trilogía de Karla por la crítica más que por el propio autor, se nos muestra el enfrentamiento entre George Smiley y su homólogo en el lado soviético Karla. Es decir, el servicio secreto británico frente al KGB.

Son novelas de espías, ambientadas en plena guerra fría y en el que existen dos vínculos que no pueden desligarse del desarrollo global, la amistad y la traición.

Ambos elementos formarán parte del universo creativo de Le Carré, sin una no existiría la otra, son vasos concomitantes aunque en la trilogía que ahora tratamos importa mucho más la traición. La amistad sería tratada con mayor profusión en otras novelas del autor como por ejemplo “Amigos absolutos” aunque eso sería ya otro artículo y otro tema.

Uno de mis hijos. Anna K. Green

El lector va conociendo paulatinamente los detalles

No creían a una mujer capaz de escribir esto
Una niña sale de una mansión de la distinguida Quinta Avenida de Nueva York. Muy alterada, solicita de un viandante que acuda en socorro de su abuelo que se está muriendo en el interior de la casa. El interpelado, un joven abogado llamado Arthur Outhwaite, no puede hacer nada más que asistir a la dramática muerte del anciano y recibir de éste un críptico mensaje. Más tarde se sabrá que el anciano Archibald Gillespie ha muerto asesinado y que, presumiblemente, el asesino es uno de sus tres hijos.

Este es el atrayente inicio de Uno de mis hijos, la novela de la estadounidense Anna Katharine Green (1846-1935) que acaba de publicar la Editorial dÉpoca en su colección “Misterios de Época”. 

A Green se la suele calificar de “la Agatha Christie victoriana”. No deja de ser algo injusto que se le recuerde de esa forma vicaria, puesto que en su época tuvo muchísima fama y con su primera novela, El caso Leavenworth (1878) consiguió un enorme éxito de ventas tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña, además de suscitar la franca admiración del gran Wilkie Collins. Fue también muy respetada por Conan Doyle, que en uno de sus viajes a Estados Unidos quiso entrevistarse con ella.

La ideología según Enrique Galán

La ideología está presente en todas las actividades espirituales humanas

El concepto de ideología, nacido con los filósofos sensualistas franceses, ha sido desarrollado fundamentalmente por los autores marxistas y los liberales anticomunistas norteamericanos. La ideología está presente en todas las actividades espirituales humanas: conforma en gran parte la moral y su fundamentación ética, orienta las filosofías y ciencias, constituye el núcleo práctico de las confesiones religiosas, delimita el significado de las artes, estructura el mensaje de los medios de comunicación de masas, establece las reglas del comercio y su valor social, define la micropolítica, alimenta las actividades de masas (deportivas, culturales, recreativas)…

**esta conferencia forma parte de LOS DÍAS DE PANDORA, jornadas organizadas por ÁNGULO MUERTO