Los pequeños incendios. Ben Pastor

Familias militares con sórdidas historias, sacerdotes expulsados, seductoras cabareteras...

Otoño de 1940. Brest, en la costa bretona de la Francia ocupada por los alemanes. El cadáver de la mujer de un contraalmirante de la Kriegsmarine aparece en extrañas circunstancias que apuntan a un asesinato. El capitán del ejército alemán, Martin von Bora, destinado en el Abwehr, el contraespionaje militar alemán, es enviado por sus superiores al lugar de los hechos con objeto de investigar el misterioso suceso. De paso, recibe más encargos, entre ellos el de determinar el paradero y actividades del también capitán del ejército, Ernst Jünger.

De esta forma, Bora tendrá que enfrentarse a unas pesquisas muy complejas, pues aunque, oficialmente, su labor es desentrañar las circunstancias de un asesinato, en paralelo tendrá que encontrar al famoso escritor, del cual es profundo admirador, y de paso buscar información sobre las actividades del ejército soviético en Polonia y, para que nada falte, también tendrá que indagar sobre el destino de un buen número de obras de arte que el Reich busca para, presuntamente, devolvérselas a sus legítimos dueños.

Bora habrá de llevar a cabo todas esas actividades en un escenario muy peculiar, la Bretaña francesa, donde buena parte de la población no ve con malos ojos la invasión alemana, pues ésta parece alentar sus aspiraciones soberanistas, enfrentadas al centralismo de la República francesa

El simpatizante. Viet Thanh Nguyen

Vietnam: un hombre que vive con doble identidad

La guerra del Vietnam está acabando. Los últimos leales al régimen proamericano han de escapar de la venganza del Vietcong. Entre esa horda de fugitivos se encuentra un importante general sudvietnamita y su fiel capitán. Lograrán arribar a California, donde tendrán que habituarse y preparar sus planes de venganza. Pero el capitán es un espía del Vietcong, que irá dando noticia a sus jefes en Hanoi de las peripecias de la comunidad de refugiados survietnamitas.

Durante la novela se irán alternando diversos planos. Por un lado la crónica de los últimos días del régimen sudvietnamita, y los primeros tiempos del dominio de los vencedores vietcong

Por otra parte se nos relata la llegada y no fácil adaptación de estos aliados derrotados a un país que parece recibirles con los brazos abiertos, pero que en muchos casos no saben muy bien qué hacer con ellos, generándose un curioso submundo que entre trapicheos e incomprensiones generan una comunidad que vive y trabaja en una curiosa burbuja económica-cultural.

Es de destacar la parte del libro en que el protagonista es contratado por la industria cinematográfica hollywoodiense para trabajar como asesor de una gran producción sobre la guerra de Vietnam, que claramente retrata uno de los filmes canónicos norteamericanos sobre dicho conflicto.

La mitad de un monstruo. Alberto Ávila Salazar

Un enamoramiento patológico constituye el rito esencial
  
En La mitad de un monstruo, la cuarta novela de Alberto Ávila Salazar, el mito literario contenido, procedente de La Divina Comedia, se recompone como ciencia-ficción: el punto de partida es el famoso episodio de Paolo y Francesca, dos amantes condenados en el segundo círculo del infierno por su lujuria; Dante los trata con indudable simpatía y ambos vuelan unidos en un abrazo. Muchos artistas y escritores se han interesado por los adúlteros: Rodin, Tchaikovsky, D'Anunzio, Crowley... La obra como otras de Ávila habla de la pasión: en ella un enamoramiento más o menos patológico constituye el rito esencial; si volvemos la vista atrás a Todo lo que se ve (IX Premio de Arte Joven de la Comunidad de Madrid ) percibimos que en este caso ha intentado ir más allá recorriendo las estrías de una pasión devoradora y urgente. 


«mis novelas giran
 en torno a personajes femeninos
con los que me identifico»

El Calabozo #21 - La Secta (Michele Soavi, 1991)

Vuelve la Italia fantástica a El Calabozo y en esta ocasión lo hace de la mano de uno de sus últimos representantes. Michele Soavi, infatigable trabajador del cine popular que daría sus primeros pasos con gente del calibre de Dario Argento, Lucio Fulci o Joe D'Amato. Soavi es autor de una serie de películas monumentales en su contexto e iconografía, como La Secta.

El Reverendo tiene el honor de estar acompañado por una dupla del núcleo fuerte del culto vallekano: Duvid de Último Weekend y David G. Panadero, periodista y escritor que visita este podcast por primera vez. ¡Enjoy camaradas!

El lado oscuro del adiós. Michael Connelly

Durísimos recortes que reducen la fuerza policial en California

Harry Bosch está pasando por un difícil momento personal. Ya cumplidos los sesenta, se encuentra inmerso en un pleito contra el Departamento de Policía de Los Angeles, por lo que él considera un despido improcedente. Además, su intervención como investigador de la Defensa, en su novela anterior, ha generado animosidad entre sus antiguos compañeros. Mientras su situación se soluciona, trabaja como voluntario, gratuitamente, para el Departamento de Policía de San Fernando; pero tampoco es del todo bien recibido allí, pues le ven como un intruso y una amenaza laboral.

Bosch es requerido por un magnate de la industria bélica norteamericana, Whitney Vance que, ya cerca de la muerte, le pide que investigue sobre el paradero de una mujer con la que tuvo una apasionada relación amorosa en su juventud.

El inicio de estas pesquisas levanta grandes suspicacias y algunos fantasmas del pasado con los que Bosch tendrá que luchar a brazo partido.

Y en paralelo, en su trabajo como investigador del DPSF, tendrá que resolver el misterio de un violador en serie, que durante años ha estado campando entre la población inmigrante de origen latino, y que ha dejado un sangriento rastro de dolor, humillación y vergüenza entre gran número de mujeres. La narración alterna el desarrollo de ambas pesquisas, que no tendrán nada en común... excepto volver un poco loco a Bosch, pues le costará poder simultanear ambas investigaciones.

Libros peligrosos. Marco Page

Los libros tienen un papel protagonista en el misterio: bibliomistery

Con Libros peligrosos, la editorial Espuela de plata inaugura una colección llamada a colmar de satisfacciones a los amantes de la novela clásica de misterio en una de sus más peculiares y atrayentes variedades, esa que los anglosajones han dado en llamar bibliomystery, porque enmarca el asesinato en historias donde los libros tienen un papel protagonista. Y a los ejemplos de este subgénero que se citan en el prólogo de Libros peligrosos no podemos por menos de añadir algunos a los que tenemos especial cariño y que bien merecerían figurar en esta colección: El Ladrón que citaba a Kipling, de Lawrence Block, o El manuscrito Poe, de la olvidada Amelia Reynolds Long.

Libros peligrosos (Fast Company, en su título original) fue la primera novela de Harry Kurnitz (1908-1968), un periodista de temas culturales que, con su nombre real, llegó a ser un importante guionista de la época dorada de Hollywood y, con el alias de Marco Page, también fue autor de unas pocas pero interesantes novelas policiacas (solo escribió cuatro y un serial).

Libros peligrosos es una estupenda novela de misterio, centrada en la investigación del asesinato de un rico librero de pésima reputación. Si bien, la trama brilla por sí misma (inteligente, llena de acción y muy bien estructura y desarrollada), quizá uno de los grandes logros de esta novela, el que más la hace sobresalir entre otras de misterio, sea su toque humorístico, presente especialmente en los ingeniosos diálogos que se cruzan entre la pareja protagonista: el librero, y detective aficionado, Joel Glass y su pizpireta e intrépida esposa, Garda Glass. 

Prólogo: Morir quizá no sea lo peor

Flores negras... Una apuesta personal, un empeño radical

A menudo me preguntan cuál es el criterio que seguimos a la hora de seleccionar las novelas que forman la colección Off Versátil. En un alarde de sinceridad, dejo claro que este sello es fruto del trabajo en equipo, y que ni mis editoras ni yo mismo tratamos de seguir ningún criterio rígido. De hecho así es: nos gusta dejarnos sorprender, experimentar, aceptar propuestas diferentes, incluso contradictorias entre sí. Es la única manera de no repetirnos, de no mimetizarnos con el trabajo ajeno, de no cerrar ninguna posibilidad. Aunque bien mirado, todas las novelas del sello tienen algo en común. Desde El país de los ciegos, de Claudio Cerdán, hasta Tan tuyo como tu muerte, de Emili Bayo, todas presentan una voz narrativa propia, una apuesta personal, un empeño radical en su ejecución. Son flores negras, posiblemente en algún sentido imperfectas, como debe serlo cualquier obra literaria, pero bellas, estremecedoras y únicas, como lo son las mejores novelas negras

Tras formar una colección que resulta fácilmente reconocible y que ha conseguido fidelizar a los lectores, vemos compensado el trabajo de estos años hasta el punto de que nos proponemos una nueva meta: ampliar nuestro campo de actuación, sumando autores foráneos a los escritores españoles. Comenzamos con un aclamado autor francés, Pascal Dessaint, reconocido por la crítica y galardonado con el Grand Prix, entre otros premios.