Muerte helada. Ian Rankin

Un duro y gélido invierno escocés

Siguiendo el rastro de varios delitos
El título original en inglés de esta novela, Let It Bleed, nos va a dar las claves de la narración, pues en sus variadas acepciones nos va señalando el devenir de los sucesos y sus protagonistas. En una primera acepción, que sería "vamos a calentarnos", nos señala cómo el protagonista, tendrá que afrontar un duro y gélido invierno escocés, pero de igual forma tendrá que soportar la gélida indiferencia de sus superiores cuando les muestre claros rastros de delito en acciones de las que ellos prefieren no hacer caso, o que no se molestan en considerar. Y de igual forma acompañaremos a Rebus mientras intenta dar calor, con diversas y no siempre exitosas fórmulas, al frío de su existencia, que veremos cómo es más desolado y angustioso de lo que nos había permitido atisbar en entregas anteriores de la serie.

Pero también es importante la otra acepción de Let It Bleed, que vendría a ser, "vamos a purgar", pues además de purgar sus templados radiadores, Rebus intentará desesperadamente purgar a nuestra sociedad de elementos delincuentes y asesinos, con los que mantendrá una feroz lucha, y con resultados no mucho mejores que lo que consigue con los radiadores de su apartamento. Pero también hay un intento por algunos personajes de purgar sus miserias, sus fantasmas, sus angustias, algunos de forma un tanto cruenta, y otros con mejores resultados, lo que les permite soltarse de las ataduras del miedo y la desesperación.

¿Quién mató a Vicky? (1941)

El camino oculto, sucio y despiadado que lleva al triunfo



Steve Fisher, autor de la novela homónima en la que el guionista Dwight Taylor se basó de cara a su adaptación para la gran pantalla, fue un muy versátil y longevo escritor todoterreno: primero en el ámbito de la literatura pulp, después como guionista para cine y, por último, para la televisión. ¿Quién mató a Vicky? es un característico whodunit que cuenta la historia de una camarera que un buen día es descubierta por un manager cazatalentos que pretende convertirla en una celebridad. La acción arranca con el asesinato de la chica un día antes de iniciar una segunda etapa en Hollywood, con lo que la previsible ensalada de flashbacks está servida desde ese mismo momento, con el fin de ir distribuyendo las piezas del puzle.

El Halcón Maltés (1941)

El aspecto visual de la película: una declaración de principios del cine negro



A pesar de que Dashiell Hammett trabajó durante algún tiempo como detective privado para la agencia Pinkerton en San Francisco, si atendemos a lo que el propio autor nos dice, no debería haber relación entre sus experiencias reales y el protagonista de esta película. Aunque usó su nombre de pila, Samuel, para su personaje.

Vivo o muerto. Michael Robotham

Duras pruebas durante su período carcelario

Defenderse contra todos
¿Qué motiva a un recluso que va a ser liberado al día siguiente, a escapar de la cárcel? Esa es la pregunta que se hacen todos aquellos que se ponen a la búsqueda de Audie Palmer, que tras cumplir diez años de prisión, escapa de la cárcel donde estaba confinado el día antes de quedar el libertad. Las extrañas circunstancias por las que Palmer fue recluido —tras un asalto a un furgón blindado en el que desaparecieron siete millones de dólares, y donde hubo cuatro víctimas mortales—, tampoco dan mucha luz sobre las motivaciones de tan singular comportamiento.

Además las circunstancias de la estancia de Palmer en la cárcel fueron especialmente penosas, pues se convierte en el objetivo de muy diversos intereses que le someten a duras pruebas durante su período carcelario, que se inició con un profundo coma tras el asalto al furgón.

La novela nos va relatando las duras pruebas por las que va pasando el protagonista, y de paso se nos van desvelando detalles de las acciones y los protagonistas que participaron en los prolegómenos de esta extraña historia, en la que iremos viendo como entre el relato de los mismos, y los hechos reales hay importantes disonancias, y veremos como se movilizarán poderosas fuerzas que pretenderán que el status quo no sea alterado, y la verdad no aparezca.

Mil demonios. Fortu

Un martillo que no se cansa de golpear

Obús son uno de los grupos con los que ha crecido mi generación. De alguna manera siempre han estado ahí. Pioneros de una escena heavy inicipiente que no terminó de cuajar, su buena suerte pareció abandonarles en la década de los 90, aunque no dejan de golpear y aparecer. Puede que no sean los más virtuosos ni eruditos, pero para muchos, para mí, son los más auténticos. Por poner música a los escenarios de nuestra juventud y contar en sus canciones el día a día de un barrio como Vallekas con mi trabajo no me quiero casar... tu chica te espera en el bulevar... dinero, dinero, en mi cabeza constante estás... aún te queda una salida, aprovéchala...—.

Buena parte de esa autenticidad viene del vocalista de Obús, Fortu Sánchez, un tipo de presencia indiscutible y energía fuerte, inagotable, que en Mil demonios nos cuenta su carrera y su vida sin estrategias ni dobleces. Sin querer impresionar ni demostrar nada pero siendo consciente de su importancia en nuestra música.

Entrevista a Javier Sánchez Zapatero y Àlex Martín Escribà

La novela criminal va a la universidad

Javier Sánchez Zapatero y Àlex Martín Escribà son los fundadores, directores, creadores, factótum, en suma, del Congreso de Novela y Cine Negro que se celebra en Salamanca desde hace ya ¡¡trece!! ediciones. Esta testigo puede asegurar que estos muchachos tienen mucho mérito. No solo por su tenacidad, no solo porque han conseguido vincular a una universidad como la de Salamanca con un género “popular” como el género negro, sino también porque, cuando uno está allí, como participante o como oyente, siente una gratificación interior, por ser de los afortunados que gozamos con la novela policial.



La aportación de este congreso de Salamanca para dignificar y engrandecer al género es enorme y quizá solo seamos capaces de reconocerlo en el futuro. Mi manera de reconocerlo en el presente es esta pequeña entrevista.

Entrevista por Nines Salgado

Cine de Detectives Raros: introducción del ciclo

20 películas de Detectives Raros que forman un canon inclasificable



«En Prótesis siempre hemos buscado cierta marginalidad en los enfoques, algo de barroquismo en los temas a tratar. Atributos que, doy fe, brillan en cada página de este monográfico dedicado a los Detectives Raros. Después de 15 años de actividad, pensamos que era el momento de centrarnos en esta figura tan emblemática de la ficción criminal. Pero nos resistimos a ofrecer un listado canónico que empiece por Auguste Dupin, continúe por Sherlock Holmes y acabe con Harry Bosch… Fieles a nuestro juego literario, siempre transitando las zonas menos concurridas de la novela negra, hemos reunido estudios —de literatura, cine y videojuegos, además de creación literaria y cómic— que nos ayuden a valorar el trabajo de aquellos creadores e investigadores que apuestan por una diferencia positiva.»

David G. Panadero


20 Detectives Raros de película:

El Halcón Maltés (John Huston, 1941) 

¿Quién mató a Vicky? (H. Bruce Humberstone, 1941)

Laura (Otto Preminger, 1944) 

Historia de un detective (Edward Dmytryk, 1945) 

Envuelto en la sombra (Henry Hathaway, 1946)

So Dark the Night (Joseph H. Lewis, 1946)

Retorno al pasado (Jacques Tourneur, 1947) 

The Brasher Doubloon (John Brahm, 1947) 

Pitfall (Andre De Toth, 1948)

The Narrow Margin (Richard Fleischer, 1952) 

El beso mortal (Robert Aldrich, 1955)

El gato de las nueve colas (Dario Argento, 1971)

La búsqueda (José Antonio Nieves Conde,1972) 

Impacto (Brian De Palma, 1981)

El corazón del ángel (Alan Parker, 1987) 

El último boy scout (Tony Scott, 1991)

Ojos de serpiente (Brian De Palma1998)

Brick (Rian Johnson, 2005)

Filth, el sucio (Jon S. Baird, 2013) 

Puro Vicio (Paul Thomas Anderson, 2014)



Este ensayo colectivo, consistente en el análisis de 20 largometrajes, ha sido realizado por los cineastas Fernando Cámara y David Alonso y los escritores Francis Díaz, Jesús Fernández, Duvid Mdd, David G. Panadero, Alfredo Paniagua y Frank G. Rubio.

Este monográfico sobre Detectives Raros en el cine se ha publicado originalmente papel, en la revista Prótesis, nº9 (Reino de Cordelia, ed.), en la primavera de 2017. Pide tu ejemplar en la librería madrileña Estudio en Escarlata.